Uno de los motivos que un año tras otro atrae a miles y miles de personas cara la práctica del yoga son los abundantes beneficios físicos que da esta disciplina milenaria. Muchos de estos beneficios que el yoga nos obsequia están avalados por estudios científicos y, en consecuencia, médicos y terapeutas de diferentes disciplinas aconsejan una práctica frecuente y progresiva, amoldada a cada persona y a cada instante de su vida.

Obviamente, el yoga no es una poción mágica ni la solución a nuestros problemas médicos, hay un acuerdo extendido sobre sus efectos positivos sobre el organismo humano, que contribuyen a que alcancemos una mayor calidad y esperanza de vida, puedes tomar clases en nuestro centro yoga en Rivas si quedas convencido con los beneficios que aporta a tu organismo.

Estos son los beneficios del yoga:

Robustece músculos y huesos

El yoga ayuda a robustecer los músculos evita que se acumule ácido láctico en el cuerpo y no reduce la flexibilidad. Tener una musculatura definida resguarda los huesos, evita lesiones y previene enfermedades como la artritis.

En lo que se refiere a los huesos, está probado que el yoga ayuda a fortalecerlos y a frenar la pérdida de masa ósea. Además de esto, es esencial para prevenir lesiones y fracturas. Con el yoga asimismo se logra progresar la postura anatómico, algo que incide de forma directa en la salud de la columna vertebral.

Aumenta la flexibilidad

Avanzar en las posturas y la flexibilidad nos ayuda enormemente a eludir lesiones. Al comenzar en el yoga, la carencia de flexibilidad es uno de los aspectos que más cefaleas provoca en el practicante, singularmente entre los hombres. Con perseverancia e incrementando progresivamente la presencia en las posturas, vamos a ir mejorando de forma muy notable. Conforme aumenta la flexibilidad, desaparecen muchos de los dolores musculares provocados por las tensiones y por las malas posturas.

Nos sostiene jóvenes

Existen estudios recientes que sugieren que el yoga y la meditación pueden afectar al ADN, resguardándolo del daño y asimismo eludiendo y revertiendo los cambios negativos que afectan al proceso de envejecimiento del cuerpo, puesto que tiene una incidencia directa sobre la actividad de la enzima telomerasa, clave para la resguardar los telómeros en todas y cada división celular. Estos beneficios asimismo podrían eludir el deterioro cognitivo relacionado con la edad, singularmente cuando se combina con meditación.

Quema calorías

Seguramente este sea una de las ventajas del yoga que más atrae al público general. Mas que la estética, lo que más nos interesa es que en un modo de vida saludable es esencial sostener un cuerpo libre de sobrepeso. Ciertas investigaciones han consensuado que la práctica del Vinyasa Yoga implica un gasto calorífico promedio de siete kcal/min, lo que equivale a abrasar unas quinientos siete calorías por hora.

Mejora la respiración

Uno de los puntos esenciales del yoga es que nos enseña a respirar, más que adecuadamente, de manera consciente. Sin contar con las distintas técnicas que presenta el pranayama, solo la práctica de asanas ya implica un control permanente de la respiración y, en consecuencia, una mejora substancial en la oxigenación de todo el organismo. La respiración famosa como abdominal o bien diafragmática, que en la inspiración se comienza en el abdomen para proseguir en la zona intercostal y concluir en la clavícula, y en la espiración prosigue el recorrido, al contrario, acrecienta la oxigenación de las células. Además de esto, respirar de forma profunda y a un ritmo pausado ralentiza el ritmo cardiaco y relaja los músculos.

Fortalece el sistema inmunológico y equilibra el sistema inquieto

El yoga ayuda a reducir el nivel de cortisol, la hormona relacionada con el agobio, que como sabemos está íntimamente ligado a problemas médicos de todo género. Al incidir de manera directa en esta hormona, la práctica del yoga aumenta nuestra resistencia a enfermedades y también infecciones.

Uno de los secretos del yoga documentado en abundantes estudios es que, al conjuntar posturas activas con la relajación, resulta considerablemente más eficiente como herramienta para combatir el agobio que cualquier ejercicio de relajación que no vaya acompañado de ninguna otra práctica activa. De esta manera, además de esto, se logra sostener un equilibrio en el sistema inquieto.

Fomenta la salud cardiovascular

Distintos estudios mantienen que el yoga combate la hipertensión y reduce los niveles de colesterol en sangre, lo que con el tiempo reduce el peligro de sufrir enfermedades cardiovasculares. Asimismo, desciende la acumulación de grasa en las arterias y reduce la concentración sanguínea de interleucina-seis, una molécula ligada a la contestación inflamatoria del organismo y que semeja estar implicada en los infartos, la diabetes tipo dos, la artritis y otras nosologías.

Mejora el estado anímico en pacientes con cáncer

Si bien no existen estudios suficientes que prueben un impacto determinante del yoga en pacientes oncológicos, sí que existe patentiza que señala que el yoga puede prosperar el humor y reducir la ansiedad, la depresión o bien el agobio sensible, como calmar el nerviosismo de personas con cáncer. Además de esto, puede asistir a reducir la fatiga en pacientes con cáncer de mama y supervivientes.

Aumenta la fuerza y la resistencia

Quien afirme que con el yoga no se trabajan los músculos ni la resistencia de estos, no tiene ni la más remota idea.

Prosperar la fuerza y la resistencia con el yoga es algo inherente a esta disciplina.

Las distintas posturas de yoga trabajan múltiples músculos al unísono y acabas trabajando todos y cada uno de los músculos de tu cuerpo. En verdad, lo normal en las clases de yoga es enfocar diferentes días a diferentes destrezas de nuestro cuerpo.

Por poner un ejemplo, un día se trabaja la fuerza, otro la resistencia, otro la flexibilidad, otro la relajación, etcétera

Yoga and meditation lifestyles. close up view of young beautiful woman practicing yoga namaste pose in the living room at home.

Mejora tu postura y el equilibrio

Aparte de todo lo precedente, las posturas de yoga nos asisten a tener una mejor postura. Tanto con lo que muchos médicos y fisioterapeutas aconsejan efectuar yoga o bien pilates para calmar dolores e inclusive para corregir inconvenientes de espalda, de desarrollo o bien de articulaciones.

¿Y de qué manera logra el yoga prosperar la postura?

Aparte de mejorando la fuerza y la flexibilidad, se insiste mucho en hacer las posturas de yoga apropiadamente para:

1. Soltar todos y cada uno de los músculos: relajar la tensión muscular y la fatiga del día.
2. Tener movimientos articulares completos: con el yoga vas a mover las articulaciones en casi todos sus rangos para asegurarte una movilidad plena.
3. Alinear la espalda y la cabeza: si en algo se hace incapié, es en efectuar las posturas de yoga sosteniendo la espina dorsal y la cabeza alineadas y rectas.

En lo que se refiere al equilibrio, mejora la propiocepción, la capacidad natural del cerebro para saber en todo instante la situación del cuerpo en el espacio. Y esto deja movimientos más precisos y minimiza el peligro de lesiones.

Alivio del dolor

El yoga calma el dolor y es por este motivo que aparte de ser una disciplina muy efectuada, es tan recomendado por especialistas en distintos campos de la medicina y la salud.

Ya hemos hablado de la relevancia del yoga en sostener una postura adecuada. Como contábamos ya antes, el yoga se ha transformado en una disciplina muy recomendada como tratamiento eficiente para el dolor de espalda crónico e inclusive para otras enfermedades como dolores y contracturas musculares.

Múltiples estudios han vuelto a confirmar que las posturas de yoga, así como la respiración y la meditación, calman el dolor de la espalda, de artritis, fibromialgia, tendinitis, contracturas, y un montón de enfermedades más.

Conque, el beneficio del yoga de calmar el dolor es uno de los más útiles para todos aquellas personas que deseen efectuar un deporte mientras que se recobran de alguna lesión o bien calman los dolores de alguna enfermedad ósea o bien muscular.

Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

ACEPTAR
Aviso de cookies